domingo, 2 de diciembre de 2007

COMUNICACIÓN GLOBAL DIGITAL

Google avanza sobre la telefonía móvil de EE.UU.

Roland Freund |

Mountan View/Nueva York (DPA). Y ahora también la telefonía móvil. Con una "caja de guerra" más que abundante, el buscador Google sigue ampliando su espectro: disco duro en Internet, energías alternativas y telefonía móvil. Los seguidores de Google celebran, los críticos denuncian sin embargo la arrogancia de un gigante acostrumbrado al éxito, o su lisa y llana megalomanía.

"La arrogancia les ha hecho perder el control", según el experto de la cadena CNBC Dennis Kneale.

El motivo de tanta expectación radica en que mañana expira en Estados Unidos el plazo de inscripción para la subasta de licencias de telefonía móvil. Google planea entregar oficialmente su oferta de 4.600 millones de dólares justo antes. "En Google creen poder vencer a cualquiera en todo lo que emprendan", critica Kneale.

Tampoco en la bolsa son muy bienvenidos los conglomerados con manos en demasiadas actividades diferentes. Pero las acciones de Google son otra vez la excepción, con una ganancia superior al 30 por ciento desde mitad de año. Desde su salida a bolsa, el valor de la acción de Google se octuplicó hasta los 693 dólares. ¨Quién puede quejarse?

La abultada oferta inicial por la licencia de móviles es sin embargo una cantidad importante incluso para Google, y se trata sólo del principio. Los expertos creen posible un precio final cercano a los 6.000 millones de dólares. La subasta se celebrará a finales de enero, después de que sean aprobados los licitadores.

El objetivo más inmediato de Google es trasladar su éxito en la venta de publicidad on line sobre PC al próximo gran mercado: la búsqueda en Internet a través del teléfono celular. Analistas de Goldman Sachs creen que no es necesario comprar una costosa licencia para hacerlo, y estiman que el negocio de publicidad por móvil es aún caro y poco rentable.

Muchos expertos afirman ver en esta decisión de Google una elegante jugada de ajedrez. En su opinión, Google no quiere necesariamente operar una red móvil, sino más bien presionar a los gigantes AT&T y Verizon, competidores en la subasta. De esta manera, los operadores tradicionales se verán obligados a ampliar las posibilidades de la publicidad móvil. Con este objetivo la empresa de Mountan View, California, ya lanzó su propia plataforma abierta para dispositivos móviles (Android) en alianza con Motorola, Qualcomm y T- Mobile, entre otros.

"Los consumidores merecen más competencia e innovación de la que reciben en el actual mundo de la telefonía móvil", opina el jefe de Google Eric Schmidt. Sin embargo, mantiene en secreto los planes de la empresa para la frecuencia nacional (700 megahercios). Según un portavoz, la licencia puede ser alquilada. "Si Google gana esa subasta, las reglas de juego cambiarán por completo", profetiza el analista de IDC Scott Ellison.

Google ya alcanzó un objetivo importante: la presión de organizadores de consumidores -y también de Google- hizo que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), responsable de la subasta, obligue al ganador de la licencia mantener su red abierta para todo tipo de aparatos, aplicaciones y software, una auténtica revolución para el mercado de telecomunicaciones estadounidense.

Para la revista "Forbes" el ganador ya tiene nombre. Al final, Google podría regresar a su negocio tradicional de búsqueda y publicidad y facturar miles de millones. "Google estaría simplemente sentado en medio para vender anuncios".
--
AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/
http://www.seattlees.com/

No hay comentarios: